jueves, 20 de diciembre de 2012

"XVII" o "Poema del fin del mundo"

Si hoy se acaba el mundo, quiero que sepas que te quiero.
Que el final de esta noche será como el de todas las noches,
un sueño de neblinas y cantos de sirena en el que te conviertes,
me convierto, nos convertimos, en el atardecer de los tiempos.

Si hoy se acaba el mundo, volaré los párpados
y habitaré el cielo, flaqueando entre alas
de color mariposa y subyugando el hierro
con un lambetazo palpitante de arena,
de rabia, negra y púrpura, y de viento.

Si hoy se acaba el mundo, reiré,
y levantaré un hediondo trueno
de hojas amarillas, de espeso
humo de café negro, de turbias
rocas en verde encallecidas,
en pálida copa de grisáceo vino.

Si hoy se acaba el mundo,
nada más que nada acabará.
Tú seguirás existiendo,
inmortal al hambre
de los turbios espejos,
al latir del vacío
de nuestros ombligos.

Si hoy se acaba el mundo...

Si hoy se acaba...

Si hoy...

Si...

Sí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario